lunes, 24 de septiembre de 2007

Pasó a ser leyenda

Cuentan que en Triana vivía un gitano apodado "Cachorro" que todos los días iba a Sevilla atravesando el puente de barcas para ver a una mujer.
El marido de ésta se dio cuenta, y tales fueron los celos que un día lo esperó escondido en la venta Vela donde el Cachorro, que estaba sacando agua del pozo, recibió siete puñaladas que lo llevaron en el acto a la muerte.

Un imaginero que andaba por allí vio lo que pasó, y tanto le impactó que se le quedó grabada la cara del gitano en el momento justo en que expiraba, y no pudo por menos que plasmar el rostro en la escultura que por aquel entonces tenía entre manos. (Y a la que luego se le conocería por el nombre de "Santísimo Cristo de la Expiración" o "Cachorro", que no mira hacia el suelo en la cruz, mira al cielo porque lo acaban de apuñalar)

La justicia tomó cartas en el asunto y tras la investigación se llegó a la verdad: el Cachorro visitaba diariamente a aquella mujer, que no era otra que su hermana bastarda, de la que no había dicho nunca nada por miedo a ponerla en compromiso por sus orígenes.

El Cachorro nunca ha visto ni Sevilla ni Triana
sólo ha visto los balcones y las tejas de la Cava.
Sólo ve a los saeteros y a las blancas espadañas;
Él no ha visto nunca el río ni el barrio de sus entrañas.

Porque mira el cielo azul de esta tierra mariana
que busca en su cara la luz;
malas "puñalás" gitanas quien te clavara en la Cruz.


3 comentarios:

Vericueta dijo...

Muchas Gracias Meli. Siempre me encantó este relato y me llamó la atención la imagen del "Cachorro". Ahora cada vez que dude de si son los tejados primero o los balcones, ¡¡¡recurriré a este blog!!!

Little Britain dijo...

que casualidad que hoy he oido la misma historia de parte de una buena amiga y al ir al blog, me la he encontrado de nuevo....
me parece a mi que mi amiga tambien lee este blog...xx

Vericueta dijo...

Creo hablar en nombre de todos los fieles seguidores de este blog, cuando le digo que está Ud. descuidando éste su blog y a nosotros sus habituales.... ;-)))))
Me veo obligada a personarme en breve para comprobar personalmente qué es lo que está pasando.
Sin más, se despide tu fiel seguidora Vericueta Di Piu