viernes, 30 de mayo de 2008

Crónica de un tajo.

Por fin viernes.
Hoy tengo un día movidito, de esos en los que parece que no haces nada, pero en realidad no dejas de moverte. Y tengo un problema.
¿Meli tiene un problema? Pues si, en contra de lo que pueda parecer, Meli es humana y tiene un problema, y doloroso para más señas.
No, no son hemorroides (yo esas afecciones tan vulgares no las he padecido nunca).
Ayer mientras fregaba en plan cantarina y feliz as always, solté un gallo en mitad de la canción que estaba interpretando y que no venía a cuento en absoluto.
Fue justo al notar un tacto hiriente, al percibir como un objeto extraño atravesaba sin pudor mi delicada epidermis para abrirse paso hasta la dermis.

El tiempo se detuvo.
Fue como si una cámara hiciera un zoom de mi cara para centrarse en mis ojos inyectados en sufrimiento hasta el punto del brote lacrimógeno.
Ahogué la respiración y el silencio se apoderó de la estancia.

Cuando pude bajar la mirada vi como un humor rojizo salía a borbotones (que no se desmaye nadie) de los alrededores de mi mano.
Me apoyé con los codos en la pileta, se me doblaron las rodillas y expiré saqué la poderosa arma blanca (de mango de madera marrón) de las profundidades de mi pulgar derecho mientras con la mano izquierda preparaba mi llamada al 112 por si pasaba a mayores.
A partir de ese momento todo son recuerdos borrosos. Llegan a mi mente imágenes etéreas que no centro ni situo, y lo más extraño de todo... tengo una costura a la altura del riñón que antes no tenía, el reloj de la cocina sigue marcando la hora en que se produjo la tragedia...



4 comentarios:

Speedy dijo...

El comentario de hoy es muy serio. Después de el problemón que ha acontecido no puedo soltar ni una mísera sonrisa. Hoy estamos de riguroso luto por tu pulgar malherido. Míralo por el lado bueno: con el dedo pulgar no se toca la guitarra. Podrás seguir deleitándonos sin problemas. Lo del reloj sí que es un poco cuanto menos acojonante. Estoy por llamar al Iker Jiménez. Las geopatologías están haciendo de las suyas en tu hogar. Necesitas ayuda profesional urgente. Siento que hayas vivido esos duros momentos en soledad. De haberlo sabido, te hubiese acompañado sin dudarlo..Yo sé por lo que estás pasando..Me despido a la espera de nuevas y halagüeñas noticias, porque esto es un sinvivir..

Veri dijo...

Jajajajaajaj ¿Se puede ser más melodramática?
Eso si, el post es genial. Prueba de que en una anécdota en la que yo diría (simple como soy): “Me he hecho un corte en el dedo pulgar”…se puede convertir en un relato interesante e intrigante Jjaajja.
Speedy, tú llama a Iker Jiménez, cuéntale lo de la geopatología y en nada teneis montado en StonVillage un chiringuito mediático de la leche…
Me gustaría puntualizar que no hay enfermedades SINO enfermos vulgares.
Pero vayamos a la historia…¿Viste tunel? ¿Viste negro? ¿Te viste en tu foto del msn? ¿Había alguien vaporoso tendiéndote una mano?....Yo me estoy haciendo la valiente pero en realidad soy una caguica de aupa…Jajajaj.
Pues nada, yo a seguir a lo mío…Meli, (esto ha leerse acariciándose el pulgar izquierdo): Sana, Sana Culito de Rana, si no Sana hoy Sanará Mañana

Speedy dijo...

Meli, para cuando esa crónica de una muerte anunciada?..Escríbela ya!!!!!!!!!!!Necesito un sedatifffffff

Meli Keller dijo...

Ante todo, gracias a las dos por vuestras muestras de apoyo.
Speedy no te llamé en el momento porque sé lo aprensiva que eres, y estoy segura que hubieras cogido el coche sin dudarlo y tampoco quería yo eso.
Veri, por mucho que quieras arrimar el ascua a tu sardina tengo que decirte que SI hay enfermedades vulgares. No vi túnel, pero te aseguro que lo que me ha pasado esta mañana ha hecho que me replantee mis creencias. Para más información, en el anverso.