miércoles, 12 de diciembre de 2007

Letting myself let go

Me acuerdo de cuando preparaba el primer viaje sin tener ni idea de nada. Tuve que pedir hasta un certificado de penales, con lo buena gente que soy yo.
Luego llegaron los nueve días de convivencia en aquel pueblo perdido de la sierra de madrid donde Veri y yo nos conocimos. Fue más o menos así:

- Hola
- Hola
- ¿Cómo te llamas?
- Veri (nótese que no me dijo Veri, sino su nombre real, a ver si vamos a creernos aquí que se llama Vericueta)
- Ah que nombre tan bonito, yo me llamo igual (nótese que mi nombre real y el suyo coinciden).
- Je je je (sonrisa de medio lado y mirándome como si no se fiara mucho de mi, con lo buena gente soy yo)

Esos nueve días fueron indescriptibles, compartimos habitación con la chica gallega, o más bien con su colchón porque la engullía literalmente. También conocimos a la de Vallecas que mataba avispas como mulas a base de toallazos desenfrenados al grito de "en realidad a mi esto me da un ascoooo...." Y como olvidarme (que lo he hecho) de La-Merche y La-Pérez-Rasilla, incomentables ambas compañeras de la vallecana. Aunque para mi, la estrella indiscutible fue Trina, con sus tres hijos como tres soles y la caja de prozac a cuestas.

Luego llegó Wisbech y nueve meses después, por fin Norwich.
Tres años han pasado desde que dejamos Inglaterra después de dos años viviendo allí, y ahora me voy de nuevo feliz y contenta. Mucho menos papeleo y mucha más madurez. Más fluidez en el lenguaje y en la vida y ningún miedo interno.
Sé que es lo correcto y lo que necesito. En una semana allí he vuelto a ser yo con mis virtudes y mis defectos y eso es lo que quiero ser.
No voy a encontrar naranjos que huelan a dama de noche ni damas de noche con espinas pero me voy a reír por dentro y por fuera.




6 comentarios:

Una que camina dijo...

Yo también tuve que pedir un certificado de esos horrorosos para irme a Londres con una amiga años ha. Qué bien sienta viajar, eh? ;)

Meli Keller dijo...

Sienta fenomenal, pero también es verdad que si de ello haces una profesión acabas hasta las trancas... Es como todo: perfecto en su justa medida ;)

Representante legal de Veri dijo...

Por alusiones: Soy el abogado de Veri que intenta defender su dignidad y orgullo ya que se ha visto cuestionada su sonrisa (falsa o de asco) por lo tanto le comunico que nos veremos en los tribunales.
PD: Mi cliente quiere añadir que la que tenía cara de asco era la Perez Rasilla jajajajaj

Abogado defensor de Meli Keller dijo...

Estamos dispuestos a negociar, no hay por qué llegar tan lejos...

Representante legal de Veri dijo...

Ok. Pero exigimos una rectificación en el blog inmediatamente.
1.- Mi cliente, Veri, no tiene sonrisa ladeada.
2.- Para asegurar que era una risa falsa deberá demostrar que mi cliente la Srita. Di Piu se agarró fuertemente la nariz en el momento de la risa.
3.- Tendrá que reconocer públicamente que su chiste de "Boito nombre" no tenía tanta gracia y agradecer la semisonrisa de piedad que le dedicó mi cliente.
Sin la aclaración de estos tres puntos no hay negociación posible.
Atentamente
AbogadoS de la Srta. Di Piu

Meli & Keller´s abogados dijo...

Estudiaremos los puntos expuestos por su cliente y les haremos llegar noticias nuestras en un plazo no superior a dos días.
Gracias.